Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

Perder peso y perder grasa

Pero… ¿Es lo mismo perder peso que perder grasa?

Desde siempre nos han vendido que perder peso y perder grasa era lo mismo. Como una imagen dice más que 1000 palabras, te dejo una foto:

La instagramer Kelsey Wells

Ella es Kelsey Wells (instagram) y se volvió viral cuando mostró esta transformación física de su antes y después de entrenar. Como podéis ver en la imagen, pasó de 55kgs (122lbs) a 63kgs (140lbs). Tuvo una ganancia de peso 8kgs. Pero, ¿en qué foto veis que tiene menos grasa en la zona del abdomen? Éste es uno de los motivos por los que siempre recomendamos que, además del peso, se tomen medidas de los perímetros, que se hagan fotos de frente, perfil y espaldas.

Con la imagen también podemos ver que es importante saber de qué es el peso. Pensamos que si el número de la báscula baja, el cuerpo que imaginamos, estará debajo, pero no funciona así.

Lo óptimo no es bajar el peso y luego ya intentar ganar masa muscular, si no proteger la masa muscular durante todo el proceso. De hecho, las personas con sobrepeso, obesidad o que no han entrenado, pueden ganar masa a la vez que pierden grasa.

Perder peso NO es igual a perder grasa.

Perder peso implica: Perder agua, perder glucógeno, perder grasa y masa muscular. Si nos centramos simplemente en que baje el número de la báscula y empezamos como locos a reducir calorías y a marcar alimentos como prohibidos, además de un trastorno por conducta alimentaria y ansiedad, nos generaremos un efecto rebote.

¿Y cómo podemos hacer para perder grasa?

Para perder grasa no solo debemos vigilar la calidad de los alimentos que comemos. Es importante vigiliar nuestra salud, nuestra respuesta a la insulina,  los niveles hormonales y valorar cómo responden nuestros órganos, mente y tejido adiposo. 

Cada cuerpo es un mundo, pero la mejor alimentación siempre estará basada en alimentos naturales, poco procesados y que sean próximos a nosotros. 

¿Hay algún alimento que eliminar?

Aunque estén muy ricos, yo elimino de mi dieta todos los procesados, y de consumirlos, sería en una ocasión especial: Mi cumpleaños, Navidad, la boda de una amiga… ¡Son excepciones! ¡No tenemos bodas a diario! De hecho, no se considerarían en sí alimentos, si no “productos”. Aún así, siempre hay opciones para hacer los platos de siempre de formas diferentes:

Aquí tienes la receta de unos polvorones veganos que me hice en Navidad y que fueron un éxito. En la sección de recetas trato de ir subiendo alguna cosa cada poco tiempo, ¡aunque mi talento no es la cocina! ¡Ya ves! Comer sano no tiene por qué ser complicado, depende de tu imaginación.

¡En resumen!

* Perder grasa es un proceso que lleva su tiempo, sobretodo si queremos que sea duradero y construir unos buenos hábitos que nos hagan ganar en salud y disfrutar.

* Tómalo con calma, hazlo de una manera que te haga feliz, disfruta de las pequeñas cosas.

* Basa tu alimentación en comida natural, cuanto menos procesado esté, ¡mejor! De hecho, cuanto menos procesado esté un alimento, ¡nos saciamos más! 

* Trabaja en tu mente: Aprecia tus pequeños logros y felicítate por ellos. 

* ¡Ten paciencia! Las cosas de palacio van despacio y aunque no veas cambios en el espejo de forma rápida, seguramente se estén produciendo otros cambios por dentro que no puedas apreciar de manera inmediata ^^

Cómo medir el progreso

El peso no refleja la pérdida de grasa.

¡No! ¡No son lo mismo! Son conceptos completamente diferentes. Es algo de lo que mucha gente no se da cuenta. Centrarnos exclusivamente en bajar el número que muestra la báscula, no indica que lo que veamos en el espejo nos vaya a gustar. Lo más probable es que nos lleve a sentirnos desilusionados y que no valoremos aquello que hemos logrado. ¡Justo lo contrario de lo que queremos! Mucha gente sólo toma nota de lo que progresa la báscula… ¡Error! Claro que mediante la báscula podemos observar nuestro progreso, pero debemos tener en cuenta que el peso puede variar mucho de un día para otro y que  debemos realizar los pesajes cada vez en las mismas condiciones, algo a veces muy complicado para las mujeres, ya que la fase de la menstruación afecta a la  cantidad de líquidos que se retengan, el haber comido más cantidad de hidratos, el estrés, la ingesta de edulcorantes en exceso, la medicación…
Perder grasa vs Perder peso

Hay 4 formas de medir el progreso sin tener que usar una báscula:

1. Contornos: Medir nuestros contornos de cintura, cadera, muslo y brazo es una forma muy representativa de medir la pérdida de grasa. Una disminución de 
volumen suele darse más rápido que lo que refleja la báscula, y a veces no somos conscientes del gran progreso que hemos llevado a cabo si no tomamos 
estas medidas y estamos pensando en que “hemos ganado peso” constantemente.

2. Pliegues: Si tienes un plicómetro, puedes valorar el grosor de pliegues de distintas partes del cuerpo, que en caso de reducirse muestran que has perdido
 grasa. Si tienes dudas, recurre a tu dietista o nutricionista.

3. Fotografías: Muchas veces, siendo objetivos podemos observar pequeños cambios tomando fotos de nuestros perfiles, frente y espaldas. Deben ser siempre 
en las mismas condiciones para que las fotos sean representativas. Y si podemos hacerlas con la misma ropa, ¡mejor!

4. Rendimiento: Es importante mantener la fuerza relativa, no tanto la absoluta. Mantener la fuerza relativa sería que si somos capaces de levantar 2x nuestro 
peso en sentadilla y seguimos pudiendo hacerlo aunque sea menor la cifra total en la barra (absoluta) habremos mantenido más masa muscular que si este 
ratio (proporción) baja.

Ejemplo de las fotos que suelo usar para llevar un pequeño diario de mis progresos sin depender de la báscula. Es cierto que al principio perdí mucho peso, luego me quedé “estancada” en una cifra, ¡pero mi cuerpo siguió cambiando gracias a los entrenamientos!

¡¡Comparte tus progresos usando #calisteam!!

Share Buttons

¡¡Es hora de cambiar!!

Descarga ya nuestra guía gratuíta y empieza hoy mismo