Videojuegos y salud

Vale, puede que sea un artículo poco objetivo, es lo que tiene ser friki en su más amplio sentido: Otaku, cosplayer, amante del cómic americano y adoradora de videojuegos (aunque soy una pésima jugadora en casi todo, pero bueno xD).

Estos meses, por mis estudios, trabajo, etcétera etcétera etcétera, he tenido mucho estrés. Pero mucho. Y según la evidencia científica, tener unos niveles de estrés altos, no es muy bueno ni para el cuerpo ni para la mente.

El estrés está estrechamente relacionado con el sobrepeso.

Si somos personas que estamos intentado bajar la grasa, es posible que en algún momento tengamos algún problemilla con los niveles de cortisol. El cortisol es una hormona que se eleva cuando tenemos unos niveles de estrés elevados y que puede potenciarse por estar mucho tiempo “a dieta”. ¿Y qué suele hacerse cuando tenemos altos niveles de estrés? Pues… Recurrimos a la comida basura, a la comida que nos toca los centros de placer y recompensa del cerebro y podemos acabar picoteando o en situaciones peores… Con atracones.

Yo soy un poco estresicienta. Siempre estoy haciendo cosas, trabajando en algo nuevo, estudiando algo diferente… Y afortunadamente, tengo unos niveles de control muy altos, porque he tenido Obesidad Tipo I, y mi salud estaba… Sinceramente, en la mierda. no tengo otra forma de describirlo.

Vale, la tabla del IMC todos sabemos que está muy anticuada y que hay formas mejores de conocer los niveles de salud, pero cuando llegue al nivel de Obesidad tipo I es que no hacía deporte apenas, mi masa muscular era la misma que la de una piedra, por lo que podemos orientarnos un poco de mi estado.

¡En fin! ¡Que me voy por las ramas! No me doy atracones porque me controlo, pero siendo sinceros, sentirme un poco más relajada, reducir mis niveles de cortisol, me venía bien. Menos estrés, ¿a quién no le viene bien eso? 

Tras muchas recomendaciones, decidí probar el yoga. Pero no es para mi. He intentado que me guste, ¡en serio! Veo a las chicas por Instagram hacer posturas que ni en el Circo del Sol, que sé que pueden ser una adición muy buena para mi vida, porque tengo la flexibilidad de un tablón de madera, o para ser contorsionista. No sé, algunas hasta son sexys y todo. Pero no funciona. No el yoga, si no lo mío con el yoga. Trato de buscar un momento cada noche para hacer un par de estiramientos, relajarme, meditar, pero vaya, tras todo el día de un lado para otro lo que menos me apetece es crear el nuevo hábito de ponerme a hacer 6 posturas.

De hecho, el simple acto de ponerme a pensar “tengo que hacer yoga, tengo que meditar” me estresa. “Tengo que, tengo que” no es más que una frase que muestra obligación. Es como la diferencia entre “tengo que hacer dieta” a “quiero hacer dieta”. Con el primer pensamiento vas a tratar de saltarte la dieta con la más mínima oportunidad. O al menos eso me pasaba a mi.

Y si aplico el coaching y todo lo que conozco, sé que puedo aprender un nuevo hábito y puedo enfocarlo de una manera súper positiva hasta hacerme con ello. Pero simplemente estoy en un momento en el que no me apetece. No hay excusas de no tener tiempo, es que no quiero.

¿Y todo esto a qué viene? A que os cuento que en vez de hacer yoga por las noches, me dedico a jugar a videojuegos. ¿Es una excusa para pegarme viciadas? Puede ser. Seguramente. Lejos del tema de ser friki o no, jugar a videojuegos tiene muchos beneficios que os voy a contar (y os pondré las referencias para los que queráis bichear), pero primero quiero empezar por lo más importante: Vivimos en un entorno saturado constantemente de nueva información, y buscar un rato para nosotros mismos a veces es casi imposible. Para mi, ese ratillo viciándome es mi momento de decir: Hasta aquí las obligaciones del día, ahora me toca relajarme y disfrutar.

Llevo una semana con este nuevo enfoque, de no presionarme tanto, de darme mi momento “Kitkat” pero sin comida basura, y he notado ya unos niveles de estrés muchísimo más bajos, más positividad y oye, ¡duermo bastante mejor! Claro que aquí entra también mi cerebro de mujer adulta con algo de responsabilidad y juego 1 o 2 horas y no me quedo hasta las 4 de la mañana jugando. Al menos de momento xD

Si me pongo a navegar por webs de fitness o salud, lo que encuentro sobretodo para bajar estos niveles de cortisol/estrés en personas que ya hacemos deporte, son recomendaciones de meditación, yoga, y ya finalmente introducir suplementación con plantas adaptógenas, como Ashwaganda, cambiar a un pensamiento más positivo, e incluso realizar algún refeed o comida trampa. Cosas que a mi no me han servido mucho. A ti puede que te sirvan, todos somos diferentes y la clave del éxito está en adaptar lo que conocemos a nuestras circunstancias.

 

“No sobrevive el más fuerte ni el más inteligente, sino el que mejor se adapta al cambio” – Charles Darwin

 

Beneficios de los videojuegos

  1. El más importante para mi: Jugar reduce los niveles de estrés. Byebye intento de hacer yoga.
  2. Mejora la capacidad de resolución de problemas.
  3. Jugar mejora la coordinación mano – ojo.
  4. Se mejora la capacidad de pensamiento crítico.
  5. Mejora la capacidad motora.
  6. Mejora la capacidad de toma de decisiones.
  7. Mejora las habilidades sociales.
  8. Mejora la capacidad de trabajar en grupo.
  9. Se aumentan los niveles de concentración.
  10. Se mejora en las habilidades de planificación y planteamiento de objetivos.
  11. Bonus: Puedes mejorar en un idioma y aprender nuevos insultos.

Yo sobretodo me quedo con el hecho de la reducción de estrés. Como dato curioso, en este estudio se entregó a 103 personas unas tareas “frustrantes” y tras ello se les dejó jugar a videojuegos. Los resultados mostraron que los videojuegos (incluso los violentos) reducián la depresión, los sentimientos de frustración y ayudaban al control del estado de ánimo.

Otro estudio del University College de Londres encontró correlación entre las horas semanales invertidas en jugar y la recuperación del estrés relacionado con el trabajo. Cuando leo este tipo de cosas llegan a mi mente las imágenes de la típica película americana en la que el típico chico americano llega estresadísimo de trabajar y se tumba en el sofá a jugar a la Play.

¿Hay contras en todo esto de los videojuegos? Pues ser sedentario es malo (pero estamos hablando de personas que ya somos deportistas), tener una mala postura es dañino, tener una mala iluminación daña la retina… O dejar de lado nuestras obligaciones y vida social por pegarnos la viciada padre también nos perjudica. Tenemos que ser capaces de distinguir entre un rato normal y llevarlo al extremo. Pero como en todo en esta vida.

¡En fin! Si queréis indagar más en el tema, esta web trata el tema y tiene links a los estudios. A mi parecer es un tema bastante interesante y al que no se le suele dar apenas importancia, tal vez porque relacionamos el mundo del videojuego con un estereotipo de malos hábitos que tal vez no tenga mucho que ver con la realidad.

¡Pero bueno! Espero que os haya gustado, yo voy a ver un rato que ofertas hay por Stream y Origin, que según las redes, el próximo día 23 habrá ofertas y es cuando aprovecharé para auto-regalarme mi dosis de relax virtual.