Los mejores suplementos contra la ansiedad

Los suplementos y aceites esenciales pueden servir de ayuda para promover la relajación

Hay algunos suplementos que pueden servir de ayuda para promover la relajación. Este post pretende servir como una pequeña guía si estás pasando por este problema y ya has probado algunas opciones como:

  • Meditar, estirar o hacer yoga al menos 10 minutos al día.
  • Hablar con un amigo o familiar de tus problemas o situaciones que te causan estrés.
  • Aumentar las horas de sueño diarias.
  • Tomar un rato diario para relajarte y no hacer nada.
  • Acudir a un profesional.

Suplemento principal

El magnesio – Es un mineral que podemos conseguir vía nuestra dieta. Sin embargo, sigue siendo uno de los minerales de los que más deficiencia se tiene. La primera opción siempre debe ser subir los niveles de Mg de nuestrra dieta: Lo encontramos en los frutos secos como las almendras, los anacardos, en hojas como la espinaca, en cereales, legumbres… 

La dosis de suplementación es de 200 – 400mg/día. Las formas que pueden elegirse son las de gluconato, glicinato y citrato, Debe tomarse de manera diaria junto a una comida. 

El que yo tomo es este de la marca Now Foods en la forma de citrato de Magnesio: 400mg, 120 cápsulas por 12.99€.

* Si estás tomando antibióticos, no tomes este suplemento. 

Suplementos complementarios

Ashwagandha – Es un adaptógeno, es decir, dependiendo del momento en el que lo tomemos, nos aportará energía o contribuirá a reducir los niveles de estrés y ansiedad, por lo que puede tomarse durante la tarde, 3-4 horas previas a la cena. 

La dosis suele ser de 300 a 500mg de la raíz en polvo. 

El que yo tomo es este de la marca Now Foods, de 90 cápsulas de 450mg por 11€. 

Vitex Agnus Castus – Recomendado para las mujeres con un síndrome pre menstrual fuerte (en hombres no hay evidencia científica), mejorando el estado de ánimo, la calidad del sueño y por lo tanto reduciendo la ansiedad. La cantidad es de 150-250mg una vez al día, junto al desayuno.

Aceite esencial de lavanda y limón – En forma de aceites esenciales. Pueden comprarse juntos o por separado. Puedes echártelo en las muñecas o en la almohada. Se puede comprar en herbolarios y/o parafarmacias. 

Esto son unas pautas generales, por lo que si tienes alguna duda, tienes alguna enfermedad o estás tomando alguna medicación, consulta a tu médico de cabecera. ¡Siempre es mejor hacer las cosas de la mano de un profesional!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies