¿Estás estresada? – 5 señales para saberlo

El estrés nos afecta a todos los niveles

El estrés es una de las pandemias de nuestro siglo. Padecer un elevado nivel de estrés crónico aumenta el riesgo de varias enfermedades, asi como el riesgo de tener úlceras, accidentes, dolores, trastornos relacionados con la conducta y la alimentación, la tensión elevada… ¿Lo peor? Que muchas veces no tenemos en cuenta el estrés hasta que ya estamos experimentando sus consecuencias.

Cuando estamos estresadas, nuestro cuerpo nos manda señales tanto físicas como mentales advirtiéndonos de que debemos bajar el ritmo.

La respuesta de lucha – huída
En la naturaleza, ante una situación de estrés, se produce una respuesta a esa situación, buscando nuestra supervivencia. Por ejemplo, si estamos huyendo de un león, la respuesta será… ¡Correr! El sistema nervioso simpático estimulará a nuestras glándulas suprarrenales, llevando a la liberación de adrenalina y noradrenalina:  Nos pondremos tensas, aumentará tanto la frecuencia cardíaca como la presión arterial y la frecuencia respiratoria.

El problema con nuestro estilo de vida actual, es que tenemos estrés, pero no podemos identificar tan claramente los estresores como en el caso del león, puesto que ya no son (en su mayoría) físicos, si no psicológicos: Del león, hemos pasado a la conferencia, a la charla con el jefe…  También los niveles de estrés no se alternan con periodos de estrés más bajo. Si el trabajo nos estresa, no importa, aguantamos un poco más y continuamos, hasta el límite.

Como no suele ser sencillo el identificar los estresores, te voy a hablar de las señales que nos manda nuestro cuerpo para avisarnos de que algo está pasando:


Incapacidad para centrarte

Si no logras concentrarte en tus proyectos, y cada vez que tratas de ponerte en ello, no logras acabarlos, puede que necesites un tiempo para ti, relajarte y desconectarte.

 

Estás cansada todo el rato

Tener un día en el que te sientes un poco más cansada, pero si con frecuencia sientes que te mueres del cansancio, que aunque duermas, no descansas, que no tienes fuerzas… ¡No es normal ni bueno para tu salud! A esto hay que añadirle, que las personas con unos niveles de estrés elevados suelen encontrar muchos problemas a la hora de conciliar el sueño.

 

Estás irritable

Si sumamos el cansancio, la frustración por no poder centrarte y la falta de energía, es completamente normal que estés más irritable.

 

Problemas de digestión y sistema inmune

El estrés nos puede afectar a nivel digestivo causando que tengamos molestias a nivel digestivo, náuseas, sensación de reflujo, dolores e incluso malas reacciones a algunos alimentos. Además, el estrés puede hacer que se debilite tu sistema inmune y que te pongas enferma con mayor facilidad, que tengas reacciones cutáneas como ronchas.

 

¿Qué podemos hacer para reducir los niveles de estrés?

Tenemos varias opciones a nuestra disposición que nos pueden ayudar a lidiar con las situaciones de estrés y que no nos afecten tanto:

  • Ten cerca a un amigo: Hablar y sacar nuestros problemas, nos ayuda a desahogarnos, y si lo sumamos a un amigo y las muestras de cariño, nuestros niveles de estrés bajan, al igual que nuestra presión sangüínea, mientras que aumentan nuestros niveles de oxitocina.
  • Cuídate: Tener una dieta adecuada y entrenar, ayudan a tener un mejor estado de ánimo en general.
  • Párate: Estamos acostumbradas a hacer siempre algo. Párate, túmbate en la cama y simplemente mira al techo. El sentirse obligada a estar ocupada, acaba siendo perjudicial. ¡Es importante que dejemos de ver el tiempo como algo que solo puede aprovecharse o perderse!
  • Pide ayuda: Si sientes que la situación te desborda, ¡no lo dudes! Pide ayuda a un profesional.

¿Te ha servido? ¿Cómo bajas tus niveles de estrés?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies