Entrenamiento de yugo: Mejora tu cuello, trapecios y deltoides.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on facebook
Share on whatsapp
El entrenamiento de yugo se centra en dar cierta talla al torso, haciendo que haya un mayor contraste con la cintura y mejorando la apariencia visual, transmitiendo una mayor apariencia física de fuerza. En este entrenamiento se trabaja lo que viene a ser la percha que la comprenden los trapecios, los músculos del cuello, el deltoides (posterior) y la parte alta de la espalda (romboides, redondo menor…).

Puntos clave del entrenamiento de yugo

  • Receptores: El sexo masculino posee una mayor cantidad de receptores androgénicos en la porción superior del cuerpo, incluyendo aquí el trapecio y el cuello (1).
  • Entrenamiento en atletas naturales y especialización: Los atletas naturales ganamos menos kilos de masa muscular magra que los atletas que usan sustancias androgénicas, por eso es importante que, de cara al entrenamiento que busca la estética, entrenemos lo grupos musculares que visualmente nos van a ayudar a tener una apariencia más grande. Este es un tema bastante importante, puesto que si un atleta ha usado esteroides, la composición muscular de las fibras será diferente (2, 3).
  • Proyección: En cuanto a la apariencia física, un número de kilos de masa muscular puestos en los sitios correctos de forma estratégica, dará un cambio en el físico que se proyecta sin ganancias de musculatura masivas.
  • Fuerza y volumen: Para desarrollar estos músculos es muy útil una gran tensión mecánica que podemos lograr con ejercicios como lat pulls, peso muerto… Pero el cuello habría que entrenarlo de forma específica con ejercicios bien con discos o bien usando una correa. ¿Por qué? La ciencia nos dice (4) que a menos que se haga un entrenamiento específico del cuello, no vamos a desarrollar más masa muscular en esta zona.
  • Dolor: Está demostrado que el entrenamiento de cuello ayuda a disminuir el dolor en esta zona, por lo que sería interesante que si presentas molestias, consulte tanto a tu traumatólogo como a tu fisioterapeuta antes de empezar una rutina de cuello o de yugo (5, 6).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Newsletter

© 2018 All rights reserved​ - Calisthean